Rocío Ruíz León

Tu Psicóloga

Psicóloga
Licenciada en Psicología Clínica por la Universidad de Deusto de Bilbao.

Terapéuta Familiar y de Pareja
Formada en AVAPSI (2010-2013) (Asociación Vasca de Psicoterapias Dinámicas y Sistémicas) siguiendo los criterios exigidos por la FEAP (Federación Española de Asociaciones de Psicoterapias).

Psicoterapeuta de Orientación Junguiana
Formada en la SIDPaJ (2018-21) – Sociedad Internacional para el Desarrollo del Psicoanálisis Junguiano.

Miembro asociado de la SIDPaJ

Asociación que pertenece a la FAP MPE (Federación de asociaciones de Psicólogos y Médicos Psicoterapeutas de España) y a la IFP (International Federation for Psychotherapy)

Colegiada en el COPIB (Colegio Oficial de Psicólogos de las Islas Baleares)

Nº Colegiada: B-02846

Experiencia
Mis primeras experiencias en la profesión aparecen ligadas al ámbito de la familia y de la desprotección infantil, desde diferentes asociaciones que prestan servicios en este terreno. 

Ejerzo la psicoterapia desde hace años, aprendiendo siempre de las personas que depositan en mí su confianza para transitar un camino tan difícil como apasionante a la vez, el camino del desarrollo y la autorrealización personal. 

Los pilares en los que me apoyo como psicoterapeuta son la psicología sistémica, el psicoanálisis y la psicoterapia junguiana. 

Soy Psicóloga especializada en Terapia Familiar y de Pareja y en Teoría Junguiana clínica

Mi enfoque

Mi enfoque es integrador porque creo que en todas las disciplinas de la psicología se pueden encontrar herramientas valiosas. 

Sin embargo, tiene especial relevancia en mi práctica el marco Sistémico porque me parece interesante tratar a la persona dentro del contexto en el que vive.  Por contexto entiendo su familia, su pareja, su trabajo, sus amistades. Todo ello forma parte de la persona y de su sentir en el presente. La perspectiva sistémica permite tener en cuenta las personas significativas  y como éstas influyen en su vida, ya lo hagan objetivamente en su vida externa o sea que estén enquistadas en la psique del paciente, no permitiendo su evolución y desarrollo.

La perspectiva Psicoanalítica y Junguiana aporta una mirada de mayor profundidad. Se anima a la persona a mirarse dentro para ver aspectos de sí misma que necesitan ser sanados. Siendo que el conocimiento propio favorece un modo más sano, complejo y profundo de relacionarse con uno mismo, con el otro y con el mundo externo en general. Aporta una escucha y relación con elementos inconscientes que deben ser tenidos en cuenta para evitar conflictos que se repiten, sufrimientos inacabables, relaciones tóxicas, brotes de ira etc…Es decir, síntomas que se escapan a nuestro control consciente pero que determinan nuestra vida. 

.